miércoles, 3 de octubre de 2007

Manejo del Conejo



Programa de cría:

El programa de cría debe apuntar a que los nacimientos estén distribuidos durante todo el año.
Un frecuente error es de cruzar todas las hembras a la vez y acarrea luego serios problemas.
Hay que tener en cuenta que la fertilidad de los animales aumenta durante la primavera y verano, pero por regla general quedan preñadas en promedio el 75% de las hembras que a la vez destetan un promedio de 6 o 7 gazapos. Con estos datos se pueden calcular la cantidad de gazapos que nacen por año y depende por supuesto de la cantidad de hembras en cría y del número de cubriciones que se plantean por año por coneja.
Distinción de sexo

Después de las 3 semanas se pueden distinguir fácilmente los machos de las hembras. Poniéndolos de espalda abajo se hace presión con el dedo en la parte genital y en los machos aparecerá un pequeño tubito, en la hembra en cambio una pequeña hendidura. Para el criador inexperto la distinción resulta dificultosa, pero se aprende a distinguir comparando los animales entre sí. A los tres meses el pene toma su forma definitiva y aparecen los testículos, a partir de entonces la distinción puede realizarse en forma fácil y lógica.
Manipulación de los animales

No hay que agarrar a estos animales de las patas ya que al querer librarse se quebrarían fácilmente. El modo correcto de alzarlos es del cuero de la parte del lomo, como si fuera un cachorro de perro y no de las orejas como comúnmente se cree. Para colocarles una vacuna hay que apoyarlo sobre una mesa y sostenerlo de las orejas para que no salte al pincharlo. La inyección se aplica generalmente en la parte más carnosa del muslo. Nunca debe sujetarse bruscamente un conejo entre dos personas cuando trata de patalear ya que ocasiona la rotura de la columna vertebral, causando daño irreversible. En estos casos de nerviosismo del animal se lo coloca rápidamente sobre el piso y lo agarramos de las orejas hasta que se calme.
Preñez o gestación
La gestación de la coneja dura por lo general 31 o 32 días. Se dan partos al día 29 pero en ese caso las crías nacerán chicas y débiles y mueren al poco tiempo. En cambio cuando nacen después del día 33 paren un número reducido de gazapos pero muy grandes y desarrollados. Hay que tener mucho cuidado cuando el parto se retrasa al día 33 o 34. La coneja se muestra nerviosa, entra y sale del cajón y tiene dificultades en el parto. Inmediatamente hay que inyectarle algún medicamento que le ayude a parir, puede ser el mismo que se utilizan los veterinarios para provocar el parto o el aborto a los perros y gatos. Si no se procede inmediatamente podría provocar la muerte del animal, pero son casos excepcionales. Las jaulas de las hembras preñadas deben estar siempre a la sombra durante el verano (mas de 35ºC), de lo contrario las elevadas temperaturas extremas pueden provocar la muerte de los gazapos en el vientre de la madre. El día del parto la coneja debe disponer de abundante agua. Después del parto la coneja tiene mucha sed y si no dispone de agua puede llegar al comer algún gazapo. Algunas hembras pueden dejar de comer unos días antes del parto y no debe confundirse con enfermedad, incluso las conejas preñadas no consumen mucho más alimento que otras hembras solas que no están en servicio. Los cajones para nido hay que colocarlos 4 días antes del parto. Se colocará abundante pasto y algunas conejas comienzan a hacer inmediatamente el nido, otras en cambio aguardan hasta 5 minutos antes del parto. La hembra recoge el pasto con la boca y arma en un rincón del cajón un nido similar al de los pájaros, luego se arranca el pelo de la parte del pecho y reviste todo el nido. Este procedimiento es muy característico y si la coneja lo hace, es seguro que está preñada. Una vez que la hembra está preñada no debe volver a cruzarse con el macho ya que podría afectar la gestación y la coneja reaccionaría en forma enérgica y agresiva una vez puesta en la jaula del reproductor y puede causarle graves heridas.
Parto
Las conejas no necesitan ningún tipo de ayuda durante el parto de parte del criador. El cunicultor solo debe ponerle a disposición abundante agua en el bebedero, el cajón limpio y desinfectado (con soplete) con abundante paja para que prepare el nido. Una jaula limpia, fresca y en un lugar tranquilo. Las conejas pueden parir a cualquier hora del día o durante la noche. Los gazapos nacen uno tras de otro y la madre los tiene dentro del cajón, los lame para secarlos y los amamanta inmediatamente. Es común que tengan algunos gazapos muertos incluso 1 o 2 días después del parto, la coneja los separa del nido y a alguno lo puede llegar a devorar. Es normal encontrar manchas de sangre y la placenta. Después de amamantarlos la hembra tapa a sus hijos con el pelo del nido para asegurar en el mismo una temperatura de 30ºC. Hay que tener cuidado con los partos durante las frías noches del invierno ya que los gazapos pueden salirse del nido y enfriarse rápidamente. Las buenas madres tienen partos exitoso en jaulas al aire libre con temperatura externas de hasta -5ºC durante la noche. En este caso debe disponer de un buen cajón y hay que tapar la puerta de la jaula con alguna bolsa que evite la corriente de aire. El calor dentro del nido lo transmiten los gazapos, hay que aumentarle crías de otra camada de la misma fecha, si son menos de 3. Después del parto las conejas consumen mucho más alimento y agua, por ello hasta el destete no les debe faltar a la camada y la madre nunca el agua y el alimento.
Desarrollo de los gazapos
Los conejitos nacen sin pelo, ciegos y sordos, pero con un olfato extremadamente desarrollado que les ayuda a llegar a las mamas de la madre. Hacia el cuarto día se van cubriendo de pelo, a los 11 días abren los ojos y recién a los 21 días comienzan a comer. Conviene descartar 1 o 2 días después del parto los gazapos que se vean desnutridos, débiles o demasiado chicos ya que generalmente no logran sobrevivir. El crecimiento de la camada es proporcional a la leche que consumen, por lo que los gazapos de las camadas poco numerosas se desarrollan y crecen con mayor rapidez. El peso ideal de un conejo al destete de una camada de 7 hermanos a las 6 semanas es de 1,20 kg. Si se trata de razas productoras de carne o piel, a los 2 meses deben tener un peso cercano a los 2 Kg. y a los 3 meses cercano a los 3 Kg. Para entonces los animales tienen una 1º maduración bastante aceptable, pero no es de calidad peletera. A partir de los 3 meses los conejos siguen consumiendo una considerable cantidad de alimento en forma de pienso, pero ya no crecen como antes. Por esta razón hay que sacrificar a los animales de carne antes de los 3 meses y a los animales para piel que se sacrifican a los 6 meses, hay que reducirles la ración de alimento en pienso a 70 gr. por día, aumentando el forraje vede.

2 comentarios:

Natalia dijo...

Tengo una pregunta, mi coneja tuvo gazapos hace como 20 días. Hizo una madriguera profunda. Ahora, abrió la madriguera y logramos ver algunos gazapos, pero por alguna razón no han vuelto a salir y la coneja ya no está cerca de la madriguera. De hecho, está haciendo otra.

Si me pudieran ayudar sería buenísimo.

modoki kido dijo...

mi duda es que se debe de hacer después del parto osea que cuidados debe de tener la coneja después de su parto????